El tiempo de Wenger terminó

Wenger dirigió al Nancy, Mónaco y Nagoya Grampus antes de llegar al Arsenal en 1996

Foto: Daily Express

Pocos son los entrenadores que logran mantenerse al frente de un equipo por varios años sin que la afición pida su salida, pues permanecer tanto tiempo en el banquillo no debe ser nada fácil y más si ese equipo es uno de los más populares en Inglaterra.

Álex Ferguson con el Manchester United, Ronnie McFall con el Portadown y Guy Roux con el Auxerre. Estos tres entrenadores estuvieron más de 20 años al frente de sus equipos y se ganaron el apoyo y el cariño de la afición.

Foto: Daily Express
Hay un cuarto entrenador que lleva más de 20 años en un club –21 para ser exactos-, el cual es muy criticado y para la mayoría de la afición “Gunner” hace tiempo que debió dejar el equipo; así es, se trata de Arsène Wenger actual DT del Arsenal y del cual hablaré en este espacio.

Después de ser campeón en la liga Japonesa con el Nagoya Grampus Eight, Wenger asumió el cargo de director técnico de los “Gunners” en 1996 y desde entonces conquistó 17 títulos:

  • Tres Premier League (1997-98, 2001-02, 2003-04).
  • Siete FA Cup ( 1997-98, 2001-02, 2002-03, 2004-05, 2013-14, 2014-15, 2016-17).
  • Siete Community Shield (1998, 1999, 2002, 2004, 2014, 2015, 2017).

Wenger festejando el doblete. Foto: Diario AS
Fue nombrado mejor entrenador de la Premier en 1998, 2002 y 2004; y mejor entrenador de Europa en 2000, 2002, 2003, 2004 y siempre será recordado como el técnico que regresó la magia al club.

De los momentos más importantes de Arsène frente al equipo está el doblete en Inglaterra de 1997-98, el campeonato de 2004 terminando la campaña invictos- primer equipo en la Premier en lograrlo- y la final de Champions League en 2006 perdida frente al Barcelona.

Con esos números, ¿por qué la afición crítica tanto su trabajo y ya no lo quieren en el banquillo? – muchos se estarán preguntando-, para mí hay una sencilla respuesta: Arsenal necesita renovarse en el banquillo. Wenger dio bastantes satisfacciones al club, pero su tiempo ha terminado y a continuación explico mi respuesta.

Arsenal terminó quinto en la Premier, la temporada pasada, dejándolo fuera de la Champions League y cortando una racha de 19 apariciones consecutivas en este torneo,

Arsenal fuera de la Champions 2017-18. Foto: El periódico
en las últimas 10 apariciones de los Gunners, en siete fueron eliminados en octavos de final, dos veces en cuartos y solo una en semifinales (2008-09).

Más de diez años sin ganar la Premier League, la última vez que levantaron el título fue en 2004 y en las recientes campañas, tres veces acabaron cuartos, dos ocasiones terceros y una vez segundos (2015-16), en esta última dejaron ir el campeonato en las últimas fechas.

Actualmente marchan sextos con 13 unidades (4G, 1E, 3P), dejando ir puntos valiosos frente el Stoke City, Watford y contra el Liverpool -en una dolorosa derrota 4-0-. En Europa League marchan líderes de su grupo sin conocer la derrota, todavía, pero es lo mínimo que se les puede exigir.

A pesar de ello, el funcionamiento del equipo es muy pobre, los partidos se sacan de último momento por genialidades individuales y no hay una idea clara de lo que quieren hacer, los refuerzos o “jugadores clave” han sido relegados a la banca -no es la primera vez que Wenger hace esto-.

Es cierto que en los últimos años se ganó la FA Cup y la Community Shield, pero son torneos que no tienen el peso de una Liga o de una Champions y que la afición ya no se conforma con conquistar esos torneos. Se le debe más a la afición.

No es justo para ellos sufrir en cada partido, no saber si el equipo saldrá a la cancha con idea de jugar o simplemente salir por obligación; que los pocos refuerzos de lujo -que han hecho diferencia en los partidos que disputan- entren faltando 10 minutos. Porque Wenger es el que muchas veces impidió que llegaran jugadores de primer nivel.

Arsenal fans hold up banners for manager Arsene Wenger Action Images via Reuters Andrew Couldridge Livepic
No digo que Arsène Wenger sea un mal entrenador, pero creo que su tiempo con el Arsenal terminó hace mucho y se mantiene en el banquillo por capricho de alguien, que es hora de una renovación y de refrescar las ideas desde la banca, darle la oportunidad a otro para que regrese la magia al Emirates Stadium y volver a colocar a Arsenal en lo alto de la Premier y de las competencias europeas, en donde la afición no tenga que sufrir cada ocho días… ellos, que siempre están en el estadio apoyando se merecen que el equipo les devuelva las sonrisas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*